Si bien la pandemia ha golpeado muy fuerte al sector inmobiliario en los últimos 18 meses, hay desde hace un tiempo señales más que claras de que el sector está viendo luz al final del túnel, y que de a poco comienza a recuperarse. Un ejemplo de esto es el interés creciente de extranjeros en comprar una propiedad en España, y en particular en Barcelona, donde nos enfocaremos.

Ingleses, franceses, alemanes, rusos, italianos, latinoamericanos y un gran crecimiento de ciudadanos chinos son los que más llegan a estas tierras en busca de una experiencia diferente, un nuevo tipo de vida o, por qué no, buenas oportunidades de inversión. El problema es que el proceso para comprar una propiedad no siempre resulta intuitivo para cualquiera, por lo que debe hacerse bien para evitar dolores de cabeza innecesarios.

El primer consejo será armar un pequeño equipo de trabajo. Sobre todo si no te encuentras en Barcelona, será muy importante contar con una agencia inmobiliaria de confianza, quien conocerá las propiedades disponibles basándose en tu criterio de búsqueda y la zona en las que se encuentran, ahorrando tiempo, dinero y evitando cualquier sorpresa desagradable. También será importante tener un abogado, quien podrá revisar contratos y velar por tus intereses desde el punto de vista legal, al igual que un fiscalista, quien podrá ayudarte en lo relacionado con el pago de impuestos. En InversionesBCN, podemos ayudarte con todo esto, contamos con un equipo de agentes multilingües especializados en el mercado de Barcelona, al igual que trabajamos con abogados y fiscalistas de confianza, para que nuestros clientes realicen su compra con la mayor seguridad y tranquilidad.

El requisito indispensable

Una vez tomada la decisión de adquirir una propiedad en Barcelona, te recomendamos que gestiones el requisito indispensable para poder comprar: el NIE. El Número de Identificación de Extranjero (NIE) es un número personal, único y exclusivo, imprescindible para llevar a cabo cualquier transacción en el país, desde abrir un negocio hasta comprar un inmueble. Este trámite se puede hacer en una comisaría de policía si estás en territorio español, o bien en la embajada o consulado español del país donde te encuentres, a través del formulario EX-15. Es importante mencionar que cuando el trámite lo lleva a cabo una empresa, se gestiona un NIF y la forma de proceder es diferente, este deberá solicitarse directamente en la Agencia Tributaria Española (AEAT).

Análisis de las propiedades

Una vez hayas encontrado la que crees que es la casa o el piso perfecto, estúdialo con atención. Si has escogido una agencia inmobiliaria profesional y un buen abogado, no tendrás que preocuparte demasiado por esto, ya que ellos se encargarán de comprobar que la propiedad esté al día con todos los documentos, que los vendedores puedan transferir la propiedad sin problemas, que la vivienda esté libre de cargas, y una gran cantidad de detalles más que solo pueden salir con un análisis exhaustivo.

Cuenta bancaria española

Si bien no es obligatorio, es importante mencionar que el tener una cuenta bancaria en España facilitará todos los trámites, ya que conseguirás que los pagos se realicen más rápidamente y hasta quizá reduzca algunas comisiones.

Impuestos y gastos a pagar

Este es un tema importante y que debe ser tenido en cuenta a la hora de valorar la compra de una propiedad. Si bien es un tema complejo, lo hemos resumido a continuación.

  • Para la compra de una obra nueva, se pagará el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) al 10%
  • Para la compra de una vivienda de segunda mano, se pagará Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que en Catalunya es un 10%
  • También habrá que pagar Actos Jurídicos Documentados (AJD) si se compra vivienda nueva (se aplica IVA) y si se compra mediante hipoteca.
  • Otros gastos incluyen:
    • Notario
    • Registro de la Propiedad
    • Gastos de hipoteca (si aplica)

Durante el año también habrá que hacer frente a otros impuestos, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Patrimonio si aplicara, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o, si no se vive en territorio español de forma permanente, habrá que pagar el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

Si bien todo esto puede sonar abrumador para algunos, tener una buena agencia inmobiliaria, un abogado y un fiscalista con conocimiento sólido de estas operaciones, será ideal para que ellos se ocupen de estas cuestiones y que tú puedas enfocarte en disfrutar de tu nueva propiedad.

Pasos del proceso de compra

Siendo o no siendo residente en España, este proceso no varía demasiado. Una vez elegida la casa que deseas hacer tuya, los pasos serán los siguientes:

  • Reserva: es un documento donde se especifica la oferta negociada y bajo qué condiciones, y se utiliza para confirmar que la propiedad será retirada de comercialización por parte del vendedor y cualquier agencia involucrada. Aquí el contrato se suele acompañar con una reserva de 2.000€ – 4.000€
  • Contrato de arras: Este contrato privado entre comprador y vendedor tiene la finalidad de formalizar la operación entre ambas partes. Aquí se establecerá el precio de la compraventa y de qué forma será pagado, al igual que cualquier otra condición específica de esa operación. La paga del arras suele ser un 10% del valor total de la propiedad
  • Escritura pública de compraventa: como su nombre lo indica, este es ya un trámite público y ante un notario. El proceso de compra termina con la firma de la escritura pública de compraventa por parte de comprador y vendedor. En ese momento el vendedor otorga el título de propiedad al comprador y este entrega el resto del precio acordado. Antes de la firma de la escritura tendrá que transferir ya sea a su cuenta bancaria española o a la cuenta de su abogado en España los fondos para cubrir el precio, los impuestos y los gastos que se producirán.
  • Registro de la Propiedad: una vez finalizada la compraventa, deberemos inscribir el inmueble al Registro de Propiedad, identificándonos como el nuevo propietario.

Ciudadanía española con la compra de una propiedad

A partir del año 2013 entra en vigor en España la ley que da nacimiento a la llamada Golden Visa (visa dorada, o de inversor). Esta ley permite a ciudadanos extranjeros que pretenden invertir (ya sea en empresas, talento o bienes inmuebles) conseguir su visado en España de manera fácil y rápida.

Esta visa la hemos explorado en detalle en otro de nuestros artículos, puedes leerlo aquí.

Tanto si resides o no en Barcelona, y te atrae la idea de comprar en esta fabulosa ciudad, nos encantará ayudarte a hacerlo! En InversionesBCN nos especializamos en el mercado de inversores extranjeros buscando invertir en Barcelona y contamos con un equipo multilingüe y profesional, quienes podrán asesorarte y acompañarte durante todo el proceso.

Contáctanos por email a [email protected] o a través de nuestra web, www.inversionesbcn.com para saber más.